Meeting_Bioetica_72_017
¡No te olvides de compartir!

La Fundación Pasqual Maragall organiza un simposio internacional para debatir los desafíos éticos de la investigación clínica en Alzheimer

6 octubre, 2014

Barcelona, 6 de octubre de 2014 –. La Fundación Pasqual Maragall ha organizado en Barcelona el simposio “Ethical Challenges of Future Alzheimer’s Disease Clinical Research” para debatir los nuevos desafíos que plantean los ensayos clínicos preventivos de Alzheimer en personas que aún no presentan síntomas de la enfermedad.

Este nuevo acercamiento nace a raíz de constatar que el 99,6% de los ensayos clínicos contra el Alzheimer han fracasado y que el tratamiento farmacológico en enfermos ya diagnosticados no ha mostrado eficacia sobre el deterioro cognitivo. También surge ante la constatación de que la variante de tipo esporádico -la más frecuente y que se presenta a partir de los 65 años- es una patología que comienza de forma “silenciosa” décadas antes del diagnóstico clínico.

El simposio ha reunido a líderes científicos internacionales, como Reisa Sperling, John Morris o Craig Ritchie; miembros de agencias reguladoras, como la FDA americana y la EMA europea; representantes de las empresas farmacéuticas y de las principales asociaciones de pacientes en Europa, Alzheimer’s Europe, y EEUU, Alzheimer’s Association.

Durante el encuentro se ha puesto de relieve la importancia de los ensayos clínicos preventivos y la posible efectividad de los medicamentos contra el Alzheimer si se administran años antes. Según el Dr. José Luis Molinuevo, director científico de la Fundación Pasqual Maragall y organizador de la jornada, “estos ensayos abren un abanico de preguntas de tipo ético que necesitan respuesta, por ejemplo, cómo debe manejarse la información de marcadores biológicos predictivos o hasta qué punto es razonable exponer a personas asintomáticas a los riesgos de ensayos clínicos de prevención”. Estos ensayos preventivos, según Molinuevo, “necesitan un protocolo de actuación claro y consensuado por todos para que no planteen debates éticos”, y “deben estar dirigidos a beneficiar a toda la sociedad”.

El simposio ha constatado la necesidad de iniciar ensayos preventivos, aunque sean más largos y costosos que los que se aplican a pacientes diagnosticados, necesiten muchos años de seguimiento y planteen cuestiones bioéticas como la elegibilidad (quien o cuando) o la estigmatización de los participantes (consideración de “pre-enfermo”) que deben debatirse en profundidad. Ante estos desafíos, el Dr. Jordi Camí, director general de la Fundación Pasqual Maragall, ha adoptado el compromiso de “seguir avanzando en la búsqueda de respuestas” y ha resaltado la importancia de establecer metodologías y reglas claras porque “muchos aspectos siguen abiertos”.

La jornada ha contado con la colaboración de la Obra Social “La Caixa” y el patrocinio de los laboratorios Roche, Novartis, Lilly, Lundbeck y Janssen.

 

Por un futuro sin Alzheimer

Tu aportación se destinará a la investigación para vencer esta enfermedad.